“Cuando no debes de hacer Pilates”

Realizando una simple búsqueda en Google podemos determinar lo poco que hablamos sobre los motivos por los que una persona no debe de practicar Pilates, siempre hablamos sobre los beneficios de practicar el método Pilates, y son verdad, aunque en determinadas (muy pocas) situaciones es poco recomendable seguir el método.

En los tiempos en los que vivimos antes de decidirnos por hacer o no hacer un ejercicio o práctica deportiva el 89% de las personas lo primero que hacen es buscar en Internet los beneficios o contraindicaciones de esta práctica, en el caso del Pilates podemos determinar mediante una simple búsqueda en Google;

Beneficios del Pilates contiene 411.000 resultados, riesgos del método Pilates contiene 294.000 resultados, contraindicaciones del Pilates 92.500 resultados y desventajas del Pilates 41.600 resultados.

La desinformación existente sobre los aspectos negativos a la hora de practicar el método Pilates son palpables, por este motivo nos hemos decidido a investigar y recopilar una información básica sobre las contraindicaciones, riesgos y desventajas que puede sufrir una persona en determinadas situaciones por practicar el método.

Pilates es para todos (o casi)

No hay un estado de salud optimo para practicar Pilates, ni una edad recomendada y tu condición física en el momento de empezar a practicar el método no es relevante, el sentido común y la buena praxis de los instructores de Pilates que imparten el método en cada centro son suficientes para adaptar el método a cada estado y aprovechar sus beneficios.

No existen contraindicaciones tajantes que nos alerten de que practicar Pilates es malo o de que vamos a sufrir esta u otra contraindicación, a no ser que sufras una minusvalía o un problema psíquico grave que te incapacite para practicar Pilates.

El método puede adaptarse con sus miles de ejercicios a prácticamente cualquier estado, si estas embarazada hay ejercicios contraindicados para tu estado, si sufres una lesión cervical se adaptará la clase para no cargar esa zona del cuerpo…Pilates es para todo el mundo, pero es verdad que existen casos en los que es mejor no hacerlo o hay que tener una especial precaución.

¡Precaución, Pilates!

Antes de hacer Pilates consulta con tu médico, si;

  • Sufres una lesión musculo esquelética crónica
  • Enfermedad degenerativa o respiratoria crónica
  • Con osteoporosis o escoliosis

El método Pilates deberá adaptarse y tener especial precaución, si;

  • En diferentes casos de embarazo o después del parto
  • Si sufres contracturas o hernias

No es conveniente practicar Pilates en los siguientes casos;

  • El médico te ha recomendado reposo por cualquier enfermedad o dolencia
  • Sufres obesidad mórbida
  • Sufres una enfermedad cardiaca
  • No han cicatrizado las heridas después de una operación, caída o lesión
  • Sufres una inflamación aguda
  • Sufres una embarazo de riesgo
  • El médico no te ha recomendado practicar Pilates por cualquier motivo

Pilates es uno de los ejercicios más completos y seguros que existen, pero debemos de preservar su calidad para asegurarnos que se practica bajo la máxima calidad y atención posibles, por esto la buena formación de los instructores y realizarlo en clases poco numerosas, son la mayor garantía para practicar el método con la mayor seguridad posible y adaptar a cada alumno las clases según sus capacidades.

 

Deja un comentario