“Entrevista a Rossana Panza”

Estamos con Rossana Panza, directora del centro “Pilates Training Center Barrio de Salamanca”. En esta entrada vamos a realizar una entrevista para conocer más en profundidad a todos los que formamos parte del universo Pilates Training Center y conocer las experiencias y motivaciones de cada uno.

  • ¿Cómo conociste el Pilates?

Conocí el Pilates a través de una amiga, en el año 2003 había dejado el trabajo y me fui a Formentera a trabajar de cocinera. Un amigo que vino a verme me trajo un libro sobre el método Pilates y me habló de que en EEUU era una moda muy relevante y que pronto llegaría a España. Leí el libro, me enamore del método y me convencí de que debía de entrar en este mundo.

Con 30 años yo casi no había practicado ejercicio, ni había ido al gimnasio ni nada parecido, pero Pilates conectó conmigo, yo había estudiado Tecnología de los Alimentos en la rama que tiene relación con la nutrición e interrelacione el Pilates con el bienestar físico y mental y esta relación entre nutrición y Pilates para conseguir el bienestar y la salud me convenció.

A la vuelta de Formentera pase por Murcia buscando “Cursos de Monitor de Pilates”, en la búsqueda di con un curso que se adecuaba a mis necesidades en una escuela muy conocida, creo que ya no está, era un formato de 6 meses que me exigía ir un fin de semana al mes a Madrid de manera intensiva, finalice el curso y encontré trabajo.

Lo primero que puedo destacar de mis sensaciones a la hora de iniciarme en el método Pilates lo describiría como una sensación de frustración, como ya he comentado, yo no había hecho deporte en mi vida y el método me exigía mucho esfuerzo y las cosas en un inicio no salen como quieres, pero el Pilates es como una “droga” te engancha y te motiva, poco a poco vas entrenando y entrenando y vas viendo mejoras, progresiones que te van “picando” y retando. Esto me hizo ir a buscar el camino de la perfección, que en un primer momento no lo logre, ni en estos momentos por supuesto, pero buscar la excelencia siempre da buenos resultados y satisfacciones.

  • ¿Cómo empezaste a dar clase como monitora de Pilates?

Fue como “tirarme a los leones”, cuando estaba formándome como monitora de Pilates me vine a vivir a Madrid, estaba practicando no recuerdo si para el 2º o 3º nivel, todavía no tenía el título, pero una de las profesoras se puso mala y hacía falta dar una clase a 10 bailarines de la escuela de Sitges, profesionales que conocen a la perfección su cuerpo y además la clase estaba dada por una grandísima profesional, entré en pánico, pero el Pilates me había enseñado a controlar mejor mis emociones, a esto se une que soy muy “mandona” por lo que les empecé a preguntar a todos sus nombres y hacerlos correcciones individualizadas, me encantó.

  • Rossana eres la directora de uno de los centros PTC más antiguos de Madrid, en la época de la crisis han cerrado muchos centros de Pilates; ¿Qué habéis hecho para mantener a flote e incluso seguir creciendo?

Bueno en época de crisis bien es cierto que debemos de “tirar todos del carro”, en ocasiones debemos de contestar al teléfono, enviar WhatsApp…o hacer lo posible para que la gestión de los centros sea lo más viable posible.

Las crisis sirven para depurar la oferta y solo pueden permanecer los que ofrecen calidad. La calidad de las clases que impartimos y el trato humano y cercano que tratamos de dar a todos nuestros clientes es una de las señas de identidad de Pilates Training Center.

También, hay que destacar la formación continua que recibimos todos los viernes de Pilates Inside Out, por parte de Marida Sieve y Myriam Arias-Salgado, estas clases nos permiten reciclarnos y acceder a una formación continua que a la larga da unos resultados espectaculares, es un lujo contar con estas profesionales a tu lado.

Pilates tiene un lado muy humano, muchas de las personas que se acercan para practicar el método quieren dar un vuelco total a su vida o buscan unos objetivos muy particulares y específicos, esto te hace amar el Pilates y amar tu trabajo, ayudar a las personas como profesional es una labor muy gratificante y quien hace su trabajo con pasión marca una gran diferencia con la competencia.

Saber lo que necesita el cliente a nivel físico es muy importante, pero conectar con el cliente a nivel emocional es algo que también te aporta el Pilates.

  • ¿Cómo te definirías como profesora?

Soy muy exigente, muy enérgica, también si les preguntáramos a mis alumnos alguno diría que soy “muy sargento”. Como yo veo y concibo el Pilates la exigencia es primordial para lograr los objetivos que nos planteamos , si te concentras al máximo y practicas Pilates al 100%, el cuerpo y la mente posteriormente te devuelven todo lo que le has dado. Esto es lo más bonito del Pilates.

Como yo vivo, siento y entreno el Pilates, así es como quiero que lo vivan mis alumnos, independientemente de su nivel.

  • ¿Qué consejo les darías a la gente que se interesa por el Pilates?

En Pilates hay muchos mitos, que si sólo son estiramientos, que si no es un método para hombres…¡no te creas nada!. Ven y pruébalo, experiméntalo, siéntelo, Pilates no solamente es un método que te influye en el momento que lo practicas, Pilates te cambia la vida y muchas de sus enseñanzas las puedes trasladar a otras dimensiones de tu propia vida.

 

Comentarios

  1. Luz F.B.
    6 horas ago

    Muy chula la entrevista! Si que es un poco sargentona 😉 pero la profundidad y la precisión con la que esta mujer hace trabajar la muscalutura del cuerpo no los consigue un monitor de este planeta,eres una crack Rossana!

    Reply

Deja un comentario