“Fallece Bob Liekens, uno de los máximos exponentes del Pilates Clásico”

“Se pierde mucho tiempo en buscar la perfección en un ejercicio, se habla mucho, se dan muchas indicaciones… hay que intentarlo, intentarlo e intentarlo y fluir con el movimiento.” Bob Liekens

 

 

El 2 de noviembre de 2018 falleció Bob Liekens, uno de los mayores exponentes del Pilates que quedaban en el mundo. Una fuente inagotable de sabiduría, un maestro de 2ª generación que trabajó durante más de una década junto a la discípula de Joseph Pilates, Romana Kryzanowska.

 

Bob Liekens era de las pocas personas que aún mantenían y continuaban con el legado del método Pilates, maestro entre otras muchas de Marida Sieve, directora de Pilates Inside Out.

 

En esta entrada vamos a profundizar a modo de homenaje en su vida y su trayectoria.

 

Bob Liekens ha pasado los últimos 30 años de su vida enseñando el método Pilates Clásico. Nació en Bélgica, Bob se graduó en la academia de danza de Rotterdam en 1981, posteriormente, se mudó a Nueva York para continuar con su carrera lo que le dio la oportunidad de conocer a Romana Kryzanowska en el estudio de Pilates e introducirse en el método en el año 1983.

 

En esos años, aún el Método Pilates no tenía un programa de capacitación de profesores o instructores del método, pero Bob pasó 3 años formándose de la mano de Romana y ésta le invitó a enseñar el método en su estudio de Nueva York.

 

Ya en 1993, Bob ayudó a Romana a escribir los manuales de formación profesional de su escuela. El proceso de redacción de los manuales le proporcionó una oportunidad única para sentarse, vivir el día a día con Romana y revisar uno a uno todos los ejercicios existentes del método. Sin duda fue la oportunidad de pasar a mano el legado de Joseph unido a la experiencia y evolución del método de Romana.

 

Desde entonces, Bob ha seguido dirigiendo programas, seminarios, talleres… por todo el mundo para enseñar el método Pilates a cientos de maestros que han continuado con su legado, con el de Romana y con el de Joseph a lo largo del mundo. La claridad, profundidad y precisión de sus enseñanzas le permitió ganarse un merecido respeto por preservar la integridad del método.

 

Murió creyéndose aún un estudiante en busca de comprensión, haciéndose preguntas, investigando y explorando constantemente. Profundizó a través de estudios paralelos de danza, anatomía, yoga y pintura.

 

Sin duda, uno de los más grandes maestros del Método Pilates.

 

 

 

 

Deja un comentario