“Pilates para “runners”

La moda del “running” se ha extendido en nuestra sociedad y ha calado en todos los estratos sociales, desde el directivo/a que sale a correr a última hora de la noche después de abandonar su trabajo, hasta el chico que se ha “picado” con sus compañeros en el colegio y día tras día, mejora en sus marcas personales.

El problema de realizar un deporte surge con las temidas lesiones, hasta el 80% de los corredores sufre una lesión más o menos severa, esto se produce principalmente por dos causas, la primera es que la mayoría de los corredores sufren descompensaciones musculares debidas al gran desarrollo de los músculos más fuertes y a la debilidad de músculos más pequeños y menos potentes que juegan un papel esencial a la hora de movernos y de hacer eficiente y efectiva la técnica de carrera, la segunda, a descuidar el papel que juega una capacidad física como la flexibilidad en la técnica de carrera.

Hay varios factores que favorecen una buena técnica. La postura es uno de ellos. Si es importante mantener una buena postura en tu día a día lo es más, si practicas la carrera a pie. Corriendo las fuerzas de impacto contra el suelo se multiplican, al menos, por dos. Nuestro cuerpo está capacitado para poder absorber ese impacto siempre y cuando todas las estructuras del cuerpo trabajen coordinadas. Tienes que adaptarte a las irregularidades del terreno que pisas, eso no está bajo tu control, pero si puedes influir en como mantener tu postura para favorecer el trabajo de las piernas disipando de manera más eficiente las fuerzas de impacto y favoreciendo un buen impulso.

Mantener una mala postura genera desequilibrios lo que se traduce en que algunos músculos se fortalecerán más de lo necesario mientras otros se debilitarán. Ese desequilibrio terminará por generar dolor y lesiones. Las sesiones de Pilates te ayudarán a restablecer ese equilibrio.

El método Pilates promueve, precisamente, una buena alineación postural, dinámica y estática, sobre la que desarrollar un tronco fuerte que sirva de punto de apoyo a tus extremidades. Para ello utilizamos principios biomecánicos de alineación y estabilización.

Los ejercicios de Pilates nos ayudarán a corregir las descompensaciones musculares que sufrimos, consiguiendo una espalda fuerte y flexible con el fin de mantener una postura correcta, ingrediente fundamental para practicar el “running” con éxito, por otro lado, desarrollaremos la musculatura del centro troncal de fuerza, el CORE, que se fortalece trabajando equilibradamente la musculatura del tronco, caderas, hombros y pelvis.

Los ejercicios de Pilates mejoran la flexibilidad, fuerza, equilibrio y coordinación, elementos claves para una correcta técnica de carrera. Además por medio del aprendizaje de técnicas respiratorias se puede combatir otro gran enemigo en carreras largas como es el flato.

Practicando Pilates conseguiremos una mayor conciencia corporal, otro pilar fundamental para desarrollar una buena técnica de carrera, es decir, nos enseñará a evaluar constantemente nuestra postura y movimiento, también se favorece la concentración y la precisión en los movimientos, la propiocepción y la autocorrección.

El Método Pilates además de ser un sistema de acondicionamiento físico, afecta a cuerpo y mente, ayudándote a entender tu cuerpo, escucharlo y manejarlo de una mejor manera.

Beneficios del Método Pilates para Runners;

  • Fortalece musculatura de la espalda.
  • Mejora flexibilidad y estabilidad de la columna.
  • Mejora de la conciencia corporal y propiocepción reduciendo el riesgo de lesiones.
  • Expande el diafragma mejorando la capacidad respiratoria.
  • Aumenta el equilibrio.
  • Aumenta movilidad de caderas y hombros.
  • Incrementa la capacidad de concentración por medio de ejercicios que requieren máximo control y coordinación.
  • Ayuda a recuperarnos mejor de las lesiones.

Beneficios deportivos

  • Musculatura del CORE fuerte permite correr mejor en las cuestas, ya sea en subida con una musculatura más fuerte y estable como en bajada con la región ciática más potente y protegida.
  • Mejora de la oxigenación, gracias a una correcta técnica de respiración diafragmática.
  • Mejora la conciencia corporal permitiéndonos mejorar la técnica de carrera.
  • Reduce la fatiga causada por excesiva tensión muscular.
  • Sufrirás menos tensión en hombros, cuello y cabeza.
  • Mejora tu rendimiento porque tus movimientos serán mucho más económicos y efectivos.

 

Deja un comentario