“Los primeros años de Joseph Pilates”

«Basé mi método en el bebé y en el gato»

Joseph Pilates

El 9 de diciembre de 1883 nacía en Mönchengladbach, Alemania, Joseph Pilates. Su padre, el cuál su apellido original era Pilatu, era griego y fue un deportista galardonado en Alemania. Su madre era naturópata y nació en Alemania.

Desde pequeño Joseph sufrió por las dolencias y problemas de salud que acarreaba. Pilates era un niño enfermizo, con fiebre reumática, asma y raquitismo, su musculatura era débil y desarrolló diferentes alteraciones en la postura y una disminución del movimiento (anquilosis articular). En el colegio sufría por parte de sus compañeros todo tipo de burlas, además, se metían con su apellido, diciéndole: “Poncio Pilato, asesino de Jesucristo”. Esto le llevo a más tarde cambiar su apellido por Pilates.

Todos estos problemas de salud y los problemas sociales que le generaban, le llevaron a interesarse por el cuerpo humano y buscar la formula para fortalecerse a través del ejercicio físico. Su médico le regaló un manual de anatomía que Joseph estudió hasta conocer cada una de las partes de nuestro cuerpo. Además, aumentó su formación observando el movimiento de los animales en la naturaleza, ahondó en filosofías orientales y sobre todo profundizó en el entrenamiento de griegos y romanos y la manera en la que relacionaron el ejercicio físico con el cuidado de la mente y el espíritu. En una entrevista realizada en Nueva York en el año 1959 describía todo esto con estas palabras: «Basé mi método en el bebé y en el gato».

Durante su infancia y adolescencia practicó yoga, taichí, culturismo, zen… a los 14 años había superado todas sus enfermedades y dolencias y era un destacado deportista en boxeo, gimnasia, natación, submarinismo y esquí.

En el año 1912, Joseph decide trasladarse a Inglaterra a mejorar su boxeo y ser profesor de defensa personal. De ahí, consigue un trabajo en un circo, en el cual Pilates es una estrella circense del país al convertirse en “una estatua viviente griega”, en esos años el culturismo de la mano de Sandow estaba de moda y el culto y admiración hacia el cuerpo humano atraía a las masas.

En 1914 da comienzo la primera guerra mundial, su ascendencia alemana le hace ser considerado un sospechoso y es internado en un campo de concentración. En este momento, Joseph empieza a enseñar a los internos del campo lucha y defensa personal para mantener el estado físico y mental en estas condiciones.

Las condiciones del campo de concentración limitaban el uso de un espacio adecuado para desarrollar una actividad física, esto impulsó a Joseph a desarrollar una serie de ejercicios que se pudiesen realizar en espacios reducidos, a la vez que, los iba implementando con el uso de aparatos, de este modo, nació del método Pilates, el cual no dejaría de desarrollar y perfeccionar durante toda su vida.

 

 

 

 

Deja un comentario