“¿Conoces los principios del método Pilates?”

El método Pilates como su nombre indica, no es una colección de ejercicios sin sentido. Es un método, diseñado, desarrollado y perfeccionado durante casi un siglo.

Su creador, Joseph Pilates, ideó un método pensado para el entrenamiento físico y mental basándose en técnicas ya conocidas como el Yoga, la gimnasia, la traumatología, aunando la fuerza y tonificación muscular con el control mental, la relajación y una correcta respiración.

Durante el post de hoy queremos navegar en lo más adentro de la Contrología (así fue llamado el método en sus inicios) para desvelar los principios fundamentales del método y profundizar en las claves que deben de estar siempre presentes en la práctica de Pilates.

¿Cuáles son los principios del método Pilates?

  • Alineación

Una correcta postura corporal evitará tensiones innecesarias y nos permitirá movernos de la manera más eficiente. El método Pilates busca la correcta alineación durante el movimiento, para ello deberemos de encontrar la postura adecuada para asegurar el correcto funcionamiento de las articulaciones, con el menor desgaste posible.

  • Centralización

Del centro del cuerpo parten todos los movimientos hacia las extremidades. El abdomen, la espalda baja y la cadera son el centro de control del cuerpo, de ahí, fluye toda la energía hacia la periferia.

Esta es la zona del cuerpo en la que todo se genera, para ello, debe de estar correctamente trabajada y alineada.

  • Control

El control muscular nos proporciona un movimiento seguro y ordenado. Todos los ejercicios debemos de realizarlos con el máximo control para evitar lesiones y aumentar la eficiencia del movimiento.

En cada ejercicio se busca un objetivo específico y solo siendo completamente conscientes de nuestro cuerpo (mente-cuerpo), somos capaces de ejecutarlo desde el máximo control y eficiencia.

  • Concentración

La concentración va ligada al control. Pero sólo desde la concentración seremos capaces de ser totalmente conscientes de nuestro propio cuerpo y de adquirir el máximo control aún en movimientos complejos.

Hacer trabajar a la mente en cada uno de nuestros ejercicios es lo que proporcionará un control absoluto de nuestro cuerpo, saber que estamos haciendo y a donde queremos llevar a nuestro cuerpo, nos permitirá lograr el dominio del cuerpo para conseguir los resultados específicos que estemos buscando y lograr la máxima eficiencia de movimientos.

  • Precisión

En el método Pilates, la “calidad” de movimientos prima sobre su “cantidad”. Con cada movimiento buscamos una finalidad, los pequeños detalles son los que marcan la diferencia (por este motivo es tan relevante que Pilates no se de en clases masificadas; va en contra del método), el control y la concentración al detalle serán claves para lograr la perfección de movimientos.

  • Respiración

Para que el bombeo de sangre que se produce durante el ejercicio sea lo más eficiente posible tiene que estar cargado de oxígeno y libre de residuos, esto sólo es posible desde la correcta respiración.

Además, la respiración está muy relacionada con el control de movimientos y la concentración, ya que la unidad cuerpo-mente solo puede lograrse mediante la adecuación de la respiración al movimiento.

  • Fluidez

La fluidez es la energía en movimiento. La fluidez se encuentra en cada movimiento, evitando la brusquedad, la aceleración-desaceleración… la fluidez es la perfección del movimiento, el hilo que une un movimiento con otro gracias al control, la concentración y a una correcta respiración.

 

Deja un comentario